AlimentosPollo

Pollo frito al jengibre para una cena deliciosa y diferente

Un pollo al estilo chino que es delicioso, jugoso y crujiente

Si estás buscando una deliciosa receta con pollo para cocinar, hoy te traemos una receta diferente de tu día a día, una preparación de pollo frito al jengibre.

Añadir jengibre a nuestras comidas trae múltiples beneficios, gracias a sus propiedades nutricionales. Por ello, hoy te presentamos esta deliciosa receta que te permitirá probar en jengibre de una forma distinta.

Ingredientes

  • Un pollo entero.
  • Una cucharada de ajo rayado.
  • Un trozo de Jengibre fresco, con una longitud de 1 centímetro aproximadamente.
  • Dos a tres cucharadas de maicena
  • Dos cucharaditas de limón.
  • Dos cucharadas de salsa de soya.
  • Una pizca de sal a gusto.

Proceso de preparación del pollo frito al jengibre

  1. Primero, procede a cortar el pollo en pedazos, de preferencia seleccionando las zonas del muslo del pollo, pues de esta forma se espera que quede más jugosa la carne. Luego, colócalo en un recipiente
  2. Procede a agregar el jengibre junto al ajo rayado, salsa de soya, limón y la pizca de sal al recipiente donde está el pollo. Todo ello déjalo macerando la carne del pollo por dos horas, o de ser posible durante toda la noche.
  3. Ya al momento de cocinar, cubre el pollo con maicena, asegurándote de que esta cubra toda la superficie del pollo.
  4. Luego, colócalo en un sartén con abundante aceite (de oliva preferiblemente), y enciende la estufa a fuego alto.
  5. Una vez el aceite del sartén este muy caliente, echa las piezas de pollo previamente preparadas.
  6. Una vez que observes que las piezas de pollos se empiezan a dorar, baja el fuego a media intensidad.
  7. Una vez ya hayan alcanzado un bonito y pronunciado color dorado procede a sacarlos y déjalos reposar sobre papel de cocina. De esta forma, las servilletas o papel de cocina absorberán el exceso de aceite.
  8. Sirve el pollo y disfruta.

Consejos sobre el pollo al jengibre

Es importante aclarar que se debe respetar el tiempo mínimo para macerar el pollo. Esto se debe a que de ello depende de que el pollo adquiera el sabor del jengibre y quede jugoso y suave al momento de cocinarlo.

Una vez se extraiga bien dorado el pollo del sartén, se recomienda colocarle un poco de jengibre rallado o molido acompañado con una pizca de soya. Este paso se debe llevar a cabo sobre el pollo aún caliente, asegurando así un sabor más pronunciado de la receta.

Conclusiones

La intención de esta receta es que puedas variar los sabores de tus comidas, con un corte más oriental, con esos ingredientes mezclados del jengibre con la soya. Estos Producirán una mezcla de sabores que de seguro tu paladar no está acostumbrado a degustar, pero que seguramente disfrutará.

Recuerda que la intención principal de estos platos es que el pollo pueda salir muy crujiente, con una apetitosa capa exterior dorada producida por la cocción de la maicena. Pero, es indispensable que también quede jugoso por dentro.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba