AlimentosBajo en caloríasBajo en grasaCenaPastaRecetas RápidasSaludable

Pasta baja en grasa de espinacas y ricotta

La mejor forma de preparar la Pasta baja en grasa de espinacas y ricotta

La Pasta baja en grasa de espinacas y ricotta, es uno de los alimentos más deliciosos ara un almuerzo saludable, y lo mejor es que resulta bajo en grasas. Además, la pasta rápida y fácil de espinacas y ricotta satisfará cualquier antojo de una pasta cremosa y decadente.

Con su textura suave y su rico sabor, no creerá que sea una opción saludable. El queso ricotta bajo en grasa reemplaza la crema alta en grasa que se encuentra en platos de pasta blanca cremosa similares. Por otro lado, la espinaca y la albahaca aportan color, fibra y frescura al tazón.

Le invitamos cordialmente a disfrutar de este plato solo o combinarlo con una ensalada mixta o su proteína favorita. Por esta razón le explicamos todo lo que debe saber respecto a la preparación de esta receta, desde sus datos técnicos, información nutricional, ingredientes, preparación, entre otros.

Datos técnicos de la receta

  • Tiempo de preparación: 8 minutos
  • Tiempo de cocción: 12 minutos
  • Tiempo Total: 20 minutos
  • Cantidad de porciones: 6 porciones

Pautas nutricionales (por porción)

  • 500 gr de Calorías
  • 8 gr de nutrientes
  • 78 gr de Carbohidratos
  • 31 gr de Proteína

Ingredientes de la Pasta baja en grasa de espinacas y ricotta

  • 12 onzas de macarrones de codo (o pasta penne o concha, cocida)
  • 2 cucharaditas de aceite de oliva
  • 1/2 taza de cebolla (finamente picada)
  • 2 dientes de ajo (picados)
  • 10 onzas de espinacas tiernas frescas (picadas)
  • 1 onza de albahaca fresca (picada)
  • 1 taza de queso ricotta bajo en grasa
  • 1/4 taza de leche descremada
  • Opcional: 1 cucharada de jugo de limón (y ralladura de 1/2 limón)
  • Opcional: pimienta recién molida (al gusto)
  • Opcional: 2 cucharadas de queso parmesano (rallado)

Pasos para preparar la Pasta baja en grasa de espinacas y ricotta

  1. Reúna los ingredientes.
  2. Coloque a fuego lento una olla grande de agua con sal y cocine la pasta de acuerdo con las instrucciones del paquete.
  3. Mientras tanto, en una sartén grande caliente el aceite a fuego medio. Agregue la cebolla y el ajo y saltee hasta que las cebollas estén suaves y fragantes, aproximadamente 5 minutos, asegurándose de que el ajo no se dore.
  4. Agregue la espinaca y la albahaca a la sartén y revuelva hasta que se ablanden.
  5. Luego agregue el queso ricotta y la leche (y el jugo y la ralladura de limón opcional) a la sartén y revuelva bien.
  6. Escurre la pasta, reservando 1/4 taza más o menos del agua de cocción.
  7. Combine la pasta cocida y la mezcla de ricotta en un tazón grande. Si está demasiado espesa, agregue un poco del agua de cocción a la mezcla.
  8. Sirva inmediatamente con un poco de pimienta negra recién molida y una cucharadita opcional de queso parmesano rallado por porción.

Consejos para preparar una Pasta baja en grasa de espinacas y ricotta perfecta

Este plato tarda unos 20 minutos en prepararse de principio a fin. Mientras el agua de la pasta empieza a hervir, puedes picar la cebolla y las espinacas. Una vez que la pasta se esté cocinando, sigue adelante y prepara la salsa cremosa.

Para las personas que siguen dietas sin gluten, simplemente reemplace la pasta regular con su pasta sin gluten favorita. Tinkyada es una buena marca porque mantiene su textura.

Esta receta se puede servir como guarnición o como comida vegetariana entre semana. Pero, cuando se complementa con pechuga de pollo a la parrilla, salmón asado o verduras a la parrilla, puede convertirse en un buen candidato para el entretenimiento.

Si lo desea, agregar 1 cucharadita de queso parmesano rallado a cada porción no aumentará demasiado los gramos de grasa. De igual modo, el limón agregado a la mezcla de ricotta le da a este plato un poco de brillo adicional.

También puede servir este platillo con una rebanada de pan integral y una ensalada verde con su aderezo bajo en grasa favorito o tomates en rodajas rociados con vinagre balsámico. Estos le brindaran un toque especial a la pasta, lo cual le proporcionara un gusto adicional a su paladar.

Conclusiones de la Pasta baja en grasa de espinacas y ricotta

La Pasta baja en grasa de espinacas y ricotta es toda una delicia al paladar, e ideal para un almuerzo o cena saludable. La combinación de la espinaca y el queso ricotta aportan una gran cantidad de nutrientes para el cuerpo, entre los que destacan vitaminas A, B, C y calcio.

De igual forma, es de baja concentración de calorías y grasas, por lo que es perfecto para quienes sigan alguna dieta para perder peso. Si desea conocer como se vería esta receta en un video tutorial a continuación ofrecemos el siguiente:

Si lo que desea es conocer nuestra última receta preparada, le recomendamos ir al siguiente enlace:

Un soufflé de avena único.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba